Iluminación LED en Edificios de Oficinas

En la iluminación de edificios de oficinas se deben cuidar dos aspectos fundamentales a la hora de realizar la planificación del proyecto luminotécnico:

  • Ahorro energético. Diseñar cuidadosamente toda la instalación para que sea lo más eficiente posible.
  • Rendimiento visual. Evitar los problemas generados por el enemigo público nº1 de este tipo de instalaciones: las reflexiones molestas.

Ejemplo de AHORRO CON LED en OFICINAS
Espacios

Número deLuminarias

Equivalencias

Precio por mes

Ahorro mensual de consumo

Ahorro
mes

Convencional

LED

Convencional

LED

Exterior y fachada

100

Halógeno
150W

Foco LED 40W

540 €

144 €

3.300 KWh

396 €

Recepción

80

Halógeno 50W

Spot 10W

173 €

35 €

1.181 KWh

138 €

Oficinas y despachos

500

Fluorescente 36W

Tubo LED T8 18W

778 €

389 €

7.200 KWh

389 €

Pasillos y zonas de paso

240

Downlight 2 x 26W

Downlight 10W

539 €

104 €

1.210 KWh

435 €

Parking

350

Fluorescente 2 x 36 W

Pantalla LED Estanca 40W

1.089 €

605 €

960 KWh

484 €

AHORRO Total al mes

1.842 €

AHORRO Total al año

22.108 €

Ahorro del 66%

 

Convertir la instalación de iluminación en una instalación de iluminación eficiente

En ENERSUIT hace tiempo que nos dimos cuenta de las ventajas que supone la tecnología LED aplicada al alumbrado. El creciente desarrollo de los LEDs aplicados al sector luminotécnico y que está suponiendo la renovación de la mayoría de instalaciones de alumbrado en oficinas, se debe a la larga duración, fiabilidad y al ahorro energético que suponen frente a las lámparas y luminarias tradicionales.

Criterios para planificar un proyecto

La iluminación LED en edificios de oficinas debe cumplir con los requisitos más exigentes para satisfacer las necesidades visuales de las tareas que se llevan a cabo en ella.

El alumbrado de oficinas tiene principalmente que permitir un buen rendimiento visual y generar un ambiente visual agradable, tanto para tareas cercanas como si se mira hacia arriba o alrededor.


Si queremos aumentar el rendimiento visual debemos aumentar la cantidad de luz hasta el límite del deslumbramiento, así conseguiremos mejorar la agudeza visual, la sensibilidad al contraste y la eficiencia de la visión a distintas distancias. El aumento en la cantidad de luz no lleva aparejado un incremento en el consumo eléctrico si la instalación se realiza con LED, más bien al contrario, desde el primer momento notaremos una reducción en la factura eléctrica.

Cuando realizamos una tarea, el ojo se adapta a la luminancia de la misma, si miramos hacia otra área diferente, debe adaptarse a esta otra y así tantas veces como cambiemos la posición de la mirada. Si queremos ver los detalles con precisión, con rapidez y exactitud, las diferencias de luminancias no deben ser demasiado elevadas. Pero por otra parte, un entorno visual con pocos cambios de luminancia genera ambientes monótonos, que no ayudan a aumentar el rendimiento visual. Con estas premisas debemos poner especial cuidado en diseñar ambientes visuales que las satisfagan. Además al utilizar iluminación LED la eficiencia energética de nuestra instalación aumentará, cumpliendo todos los requisitos exigibles en las normativas para edificios.

El principal problema de una instalación de alumbrado en oficinas es la limitación del deslumbramiento, que es una consecuencia de la mala planificación de las luminancias de las luminarias. En ENERSUIT conscientes de los problemas que una mala planificación de la instalación de alumbrado, puede acarrear, trabajamos para minimizar o evitarlos por completo.

En general en muchos edificios de oficinas tienen la problemática de tubos T8, los tradicionales tubos fluorescentes que todos hemos sufrido en nuestros puestos de trabajo. Tubos que tienen retardo en el encendido, tubos que parpadean cuando fallan, que han perdido luminosidad, pero siguen sin cambiarlos, tubos de diferentes blancos, y otras muchas características de la realidad actual.

Los tubos fluorescentes al emitir luz por los 360º, deben usar reflectores en las luminarias para aprovechar esta luminosidad. Estos tubos usan reactancias y cebadores para su funcionamiento, elementos que también consumen electricidad. Y eso sin olvidar toda la problemática de emisión de CO2 y de mercurio ante su rotura.